Cinco pasos para cuidar a una perra esterilizada

Estándar

Una perra tarda alrededor de diez días en recuperarse tras una cirugía de esterilización. Este artículo explica cinco pautas para ayudar a que la perra se recupere tras la intervención. Estas son: evitar que se lama la herida, el ejercicio intenso, limpiar la herida y seguir un ayuno de 24 horas después de la operación.

La esterilización de una perra tiene como finalidad evitar embarazos no deseados en el can. Se realiza a través de una cirugía para extirpar el útero (histerectomía) o bien útero y ovarios (ovariohisterectomía).

La cirugía de esterilización de la perra es molesta y precisa cuidados en casa

La cirugía para esterilizar a la hembra canina implica molestias, tanto durante la intervención, como en los primeros días del posoperatorio.

“La perra sufre muchas molestias durante la cirugía de esterilización y es normal que los cuatro días siguientes a la operación le moleste la herida”, señala el veterinario Aitor Llamas.

Las siguientes pautas ayudan a la perra esterilizada a recuperarse tras la operación.

1. Evitar que la perra se lama la herida

La saliva de los animales contiene enzimas con efecto antiséptico, pero también bacterias. “Las propiedades curativas para las heridas de la saliva del perro son una leyenda y no es nada recomendable dejar que el perro se lama los puntos tras la esterilización”, afirma Llamas.

Además, es posible que al lamerse se abra la herida, con el consiguiente riesgo de infección, al dejar expuesta la zona a la entrada de bacterias.

Para evitar que la perrita lama su herida, durante la semana posterior a la operación se utiliza el denominado collar isabelino. Este collar es una pieza de plástico, de aspecto similar al de una campana, que se coloca alrededor del cuello del can. De esta forma, la hembra, por mucho que lo intente, no puede tocar la zona de los puntos.

2. Evitar el ejercicio brusco tras la esterilización

Durante los dos días posteriores a la cirugía de esterilización, es recomendable evitar que la perra corra o salte

Durante los dos días posteriores a la cirugía de esterilización, es recomendable evitar que la perra corra, salte o realice cualquier actividad física brusca. Esto podría provocar la apertura de los puntos de la herida.

No obstante, al día siguiente de la operación, la perra puede salir a la calle para dar un paseo breve y tranquilo.

3. Limpiar la herida de la operación en casa

Para limpiar en casa la herida de la perra tras la operación, hay que utilizar una gasa mojada en antiséptico, dos veces al día.

La herida se limpia desde dentro hacia afuera y con suavidad, para apartar la suciedad que se pueda acumular en la zona y evitar que la cicatriz se infecte.

4. Ayuno de 24 horas tras esterilizar a la perra

La anestesia y la medicación con antibióticos que se aplican para esterilizar a la hembra de perro pueden provocar vómitos. “Por ello debe ayunar durante 24 horas tras la cirugía de esterilizar”, señala Llamas. La hembra sí debe tomar agua.

La pérdida de apetito tras los dos días siguientes a la operación es, además, normal. “Es habitual que la perra se sienta mal tras la cirugía y conviene ofrecerle solo agua y muy poco alimento“, insiste el veterinario.

5. Revisiones veterinarias tras esterilizar a la hembra

La visita al veterinario, transcurridos unos dos días tras la operación, es recomendable para comprobar que la recuperación de la hembra tras la esterilización es adecuada.

Síntomas de alarma tras la esterilización de la perra

Lo habitual es que, si la intervención quirúrgica ha transcurrido sin incidentes, no haya complicaciones posoperatorias, explica el veterinario Aitor Llamas.

No obstante, en caso de complicaciones, hay señales de alerta que se deben tener en cuenta para acudir con urgencia al veterinario. Estos son algunos síntomas de alarma.

  • La perra tiene fiebre. Puede deberse a una infección de la herida.
  • Una hemorragia. A menudo es síntoma de que se ha roto la sutura interna.
  • Una reacción alérgica a los puntos de sutura en la piel.
  • La perra se muestra muy decaída transcurridos más de dos días desde la operación quirúrgica y tiene el abdomen hinchado.
  • Problemas de coagulación interna. Es una complicación poco habitual y difícil de detectar.
Anuncios

Erizos, mascota exótica de moda

Estándar

Híbrido de dos especies salvajes, confundido muchas veces con un puercoespín y conocido por ser un animal bastante tímido. De África viene el erizo enano, que en los últimos años se ha vuelto bastante llamativo para aquellas personas que son bastante pacientes y dedicadas a la hora de tener una mascota.

Famosos por ser bonitos, inteligentes, amigables y de buena compañía, este animalito se ha vuelto uno de los favoritos tanto para niños como para los adultos, que los observan desde pequeños en las vitrinas de las veterinarias.

Pero ¿conocemos realmente los cuidados que debemos tener al comprar un erizo? A continuación, gracias a entrevistas realizadas por DIARIO EXTRA, presentamos las recomendaciones y cuidados que debemos tener para la buena salud del erizo africano.

¿QUÉ COMEN?  

Lo ideal para una mascota como esta sería alimentarla con fórmulas especializadas para erizos, sin embargo estas son muy difíciles de conseguir en nuestro país, por lo tanto en el tema de alimentación deberemos prepararle una dieta. En este caso debemos proporcionarle alimento para gatos de buena calidad, frutas y verduras como banano, manzana y zanahoria.   Además al ser insectívoros también podemos sustentarlos con gusanos de harina y pequeños grillos que podamos conseguir en el mercado.

¿DÓNDE Y CÓMO VIVEN?  

Jaulas y peceras de más de 1 metro cuadrado son las favoritas de los erizos, ya que al ser un animal tan activo debe moverse continuamente para no sufrir problemas de sobrepeso.

“Al ser una mascota escapista debemos tener el máximo cuidado con las rejillas de las jaulas para que ninguna patita quede atrapada y se pueda fracturar”, comentó la doctora Raquel Vega Solano, especialista en animales exóticos.

Asimismo debemos poner virutas de madera en el suelo de la jaula, bebederos cerrados en forma de botella, comederos anclados a la pared para evitar que se vuelquen, un refugio donde puedan esconderse cuando tengan frío o miedo, un recipiente con arena para que escarbe y rollos de papel de cocina para que se divierta jugando con ellos.    También podemos agregar una rueda en su encierro para que haga deporte y no sufra estrés.

Si se ve sucio, hasta ese momento debemos bañarlo con agua tibia, y si sus uñas están muy largas tendremos que cortarlas cuidadosamente con cortaúñas para gatitos.

“El baño en los erizos es un momento bastante relajante y divertido para ellos, ya que liberan todo el estrés acumulado y si lo hacemos desde que están pequeños se van a acostumbrar hasta volverse expertos nadadores”, aseguró la especialista.

EL DUEÑO ES EL FAVORITO  

Guiados por el olor, los erizos desde pequeños van a reconocer a su dueño, así que se recomienda no tenerle miedo a sus espinas y no cogerlo con guantes.

Además para que nos tome cariño deberemos acariciarlo constantemente, metiendo nuestras manos por debajo de él y como aquí no tienen púas no va a poder pincharnos.

Por último tenemos que recordar que estos animalitos no tienen un plan de vacunas.

Tan solo es recomendable, como en el resto de mamíferos, desparasitarlos de manera preventiva y llevarlos a revisiones con veterinarios especializados en animales exóticos.

En resumen, este pequeño espinoso es ideal como mascota para cualquier edad, requiere poco mantenimiento y este es bastante sencillo, solo debemos proporcionarle su comida, atención médica y constante ejercicio.

La rescató sin pensar en que se convertiría en su única e indiscutida compañera de aventuras

Estándar

Una amistad que recorre Estados Unidos sobre una moto y sacando muchas fotos. 

Maddie, una tierna perrita marrón con manchitas blancas, se hizo famosa por su capacidad de equilibrarse sobre cualquier objeto pequeño.  Actualmente, está haciendo noticia por su viaje “Cuatro por tres” recorriendo EE.UU., de norte a sur y de oeste a este, en una moto.

perro-maddie-viajes-moto-theron-humphrey-6

No dejes de ver las fotos de esta perra pinchando aquí.

Prepare a su mascota para la llegada del bebé

Estándar
1. Amigos desde la gestación

Que la mamá permita que huela y lama su vientre es una buena forma de empezar la relación bebé-mascota. Además, de recostarse con él y compartir momentos de descanso.

2. Contacto previo con bebés

Si su perro o gato ya es adulto, es aconsejable que ellos experimenten contacto con otros bebés de la familia o de amigos. Permita que olfateen y lo reconozcan, siempre bajo la vigilancia de los adultos. “Preséntele a la mascota el bebé y prémiele la buena conducta con galletas, caricias o palabras positivas, para que no vea después al bebé como algo raro que gatea y hace ruidos extraños”.

3. Interacción con los objetos del bebé

Permita que su mascota tenga contacto con las cosas del bebé, deje que las olfatee y refuerce los comportamientos acertados con galletas o cosas que él identifique como positivas. Así él sabrá que el bebé representa cosas buenas. “Antes del nacimiento es importante dejar que la mascota entre a la habitación del bebé. Si se compran lociones, talcos, pañales, cremas, hay que dejar que las huela, para que se vaya familiarizando”.

Aunque parezca gracioso, hay algunos animales que le temen a los coches. Un consejo es que, así no haya nacido el pequeño, periódicamente se den paseos con la mascota y el coche, para que se familiarice, de lo contrario una vez se saquen de paseo los dos, podría convertirse en un caos para los padres.

4. Diferente los peluches del bebé

Es fundamental para evitar que la mascota asocie los suyos con los del nuevo integrante de la familia. Así sabrá que no puede acercarse a ellos.

5. Tranquilidad para la llegada

Disminuir el estrés. Esa es la recomendación más importante. “Los animales, especialmente los perros, tienen una capacidad de amar a los niños. Son los adultos los que dañan todo el proceso porque los empiezan a alejar. Hay que mostrarles al bebé, permitir que lo olfateen. Un buen ejercicio es que si la mamá tiene el niño cargado, el papá acaricie el perro y viceversa”.

6. Reparta su atención entre los dos

La atención que reciba la mascota debe ser equilibrada, no solo cuando el bebé esté dormido. Una buena fórmula es atenderlo y acariciarlo cuando el niño también esté presente. Así la mascota asociará al bebé con buenos tratos y no lo verá como competencia. Para ambos la atención debe ser igual.

7- Enséñele los sonidos del bebé

Una alternativa es descargar de la web sonidos de bebés y reproducirlos mientras la mascota está comiendo, jugando o tomando una siesta con su amo. Al principio, es aconsejable reproducir los sonidos a un volumen muy bajo. A medida que la mascota se vaya sintiendo cómoda con esos sonidos, puede aumentarse gradualmente el volumen durante un par de semanas hasta que llegue a un nivel realista de ese ruido.

8. Mucha atención a los horarios

Antes de la llegada del bebé, los padres deben acostumbrar al perro a un horario que pueda cumplirse cuando el bebé esté en la casa. Es recomendable darle la comida y los paseos a las horas que crean que puedan hacerlo.

9. Entrenarlos para caricias de niños

Tanto perros como gatos deben acostumbrarse a que les toquen las patas, la cabeza, la cola, la barriga, las orejas y el hocico. Es muy importante que aprenda a no enojarse cuando los niños los acaricien o jueguen con ellos, incluso de forma un poco brusca. Así que jugar de manera un poco más fuerte con ellos es una forma de prepararlos.

10. Tacto con la llegada del pequeño

Cuando el bebé y los padres llegan por primera vez a la casa, las mascotas querrán saludar a todo el mundo, especialmente a la madre, quien ha estado ausente por más días. El consejo es que alguien se quede con el niño unos minutos, mientras la mamá atiende a la mascota, hasta que se tranquilice. Si salta o es muy nerviosa, una alternativa es ponerle la correa. Una vez se calme, pueden presentarlos, permitir que lo olfatee. Si está nervioso no lo obligue a que se acerque.

11. Adapte un espacio para la mascota

Elija un lugar donde pueda estar tranquila y ponga allí el plato de la comida, agua, una cobija y los juguetes favoritos. De esa forma tendrá un lugar tranquilo y seguro donde refugiarse cuando se sienta demasiado estimulada por el corre corre en el hogar o el llanto del bebé.,.

Cuidado y cariño para tener aves saludables

Estándar

Los pájaros suelen esconder sus dolencias, por lo que conocer los síntomas es vital para un control.

Si le gustan las mascotas, pero prefiere tener un ave en vez de un perro o un gato porque considera que su cuidado es menos dispendioso, esto no es del todo cierto. Tener un pájaro no solo implica brindarle agua y comida; requiere de algunos conocimientos y atenciones específicas. Su higiene y una adecuada alimentación son indispensables para la prevención de enfermedades.

Recuerde que las aves que usted puede tener en su hogar son las ornamentales, como el canario, el perico australiano, la cacatúa carolina, el perico fisher, el bengalis y las alondras.

Antes de adquirirlas, consulte al veterinario para que le dé las indicaciones necesarias, pues cada una requiere de cuidados concretos. Debe aprender a conocer a su ave, así identificará de forma rápida cuando sienta alguna molestia.

Leer más aquí. enlace

Perros, gatos, conejos y hurones…¡A vacunar!

Estándar

Todo propietario es responsable de la salud de sus mascotas. Una de estas medidas es la vacunación. Perros, gatos, conejos y hurones tienen que ser vacunados. Solo es efectiva si están sanos, desparasitados y su sistema inmune es maduro

conejovacuna--146x110

El veterinario es el profesional que se encarga no sólo de curar a nuestras mascotas cuando enferman; sino también es el que responde a las dudas de los dueños además de indicar las medidas preventivas más adecuadas. Una de estas «medidas» es la vacunación. Consiste en la inoculación de una sustancia (microorganismo atenuado, fracción de un virus,etc), el organismo reacciona frente a ella y crea defensas (anticuerpos).

gatovacuna--146x110

Lo primero que hay que tener en cuenta es que la vacuna sólo será efectiva si el animal está sano, correctamente desparasitado y se pone en el momento adecuado, es decir, cuando el sistema inmune es maduro. El tipo de vacunas y la frecuencia puede variar según hábitos y zona geográfica en la que viva. Es vital vacunar nuestro perro para que no contraiga ninguna de estas enfermedades, algunas de ellas mortales. La vacunación es una acción preventiva que le puede salvar la vida, por lo que es recomendable no escatimar en gastos.

Lee más sobre esta noticia…