Prepare a su mascota para la llegada del bebé

Estándar
1. Amigos desde la gestación

Que la mamá permita que huela y lama su vientre es una buena forma de empezar la relación bebé-mascota. Además, de recostarse con él y compartir momentos de descanso.

2. Contacto previo con bebés

Si su perro o gato ya es adulto, es aconsejable que ellos experimenten contacto con otros bebés de la familia o de amigos. Permita que olfateen y lo reconozcan, siempre bajo la vigilancia de los adultos. “Preséntele a la mascota el bebé y prémiele la buena conducta con galletas, caricias o palabras positivas, para que no vea después al bebé como algo raro que gatea y hace ruidos extraños”.

3. Interacción con los objetos del bebé

Permita que su mascota tenga contacto con las cosas del bebé, deje que las olfatee y refuerce los comportamientos acertados con galletas o cosas que él identifique como positivas. Así él sabrá que el bebé representa cosas buenas. “Antes del nacimiento es importante dejar que la mascota entre a la habitación del bebé. Si se compran lociones, talcos, pañales, cremas, hay que dejar que las huela, para que se vaya familiarizando”.

Aunque parezca gracioso, hay algunos animales que le temen a los coches. Un consejo es que, así no haya nacido el pequeño, periódicamente se den paseos con la mascota y el coche, para que se familiarice, de lo contrario una vez se saquen de paseo los dos, podría convertirse en un caos para los padres.

4. Diferente los peluches del bebé

Es fundamental para evitar que la mascota asocie los suyos con los del nuevo integrante de la familia. Así sabrá que no puede acercarse a ellos.

5. Tranquilidad para la llegada

Disminuir el estrés. Esa es la recomendación más importante. “Los animales, especialmente los perros, tienen una capacidad de amar a los niños. Son los adultos los que dañan todo el proceso porque los empiezan a alejar. Hay que mostrarles al bebé, permitir que lo olfateen. Un buen ejercicio es que si la mamá tiene el niño cargado, el papá acaricie el perro y viceversa”.

6. Reparta su atención entre los dos

La atención que reciba la mascota debe ser equilibrada, no solo cuando el bebé esté dormido. Una buena fórmula es atenderlo y acariciarlo cuando el niño también esté presente. Así la mascota asociará al bebé con buenos tratos y no lo verá como competencia. Para ambos la atención debe ser igual.

7- Enséñele los sonidos del bebé

Una alternativa es descargar de la web sonidos de bebés y reproducirlos mientras la mascota está comiendo, jugando o tomando una siesta con su amo. Al principio, es aconsejable reproducir los sonidos a un volumen muy bajo. A medida que la mascota se vaya sintiendo cómoda con esos sonidos, puede aumentarse gradualmente el volumen durante un par de semanas hasta que llegue a un nivel realista de ese ruido.

8. Mucha atención a los horarios

Antes de la llegada del bebé, los padres deben acostumbrar al perro a un horario que pueda cumplirse cuando el bebé esté en la casa. Es recomendable darle la comida y los paseos a las horas que crean que puedan hacerlo.

9. Entrenarlos para caricias de niños

Tanto perros como gatos deben acostumbrarse a que les toquen las patas, la cabeza, la cola, la barriga, las orejas y el hocico. Es muy importante que aprenda a no enojarse cuando los niños los acaricien o jueguen con ellos, incluso de forma un poco brusca. Así que jugar de manera un poco más fuerte con ellos es una forma de prepararlos.

10. Tacto con la llegada del pequeño

Cuando el bebé y los padres llegan por primera vez a la casa, las mascotas querrán saludar a todo el mundo, especialmente a la madre, quien ha estado ausente por más días. El consejo es que alguien se quede con el niño unos minutos, mientras la mamá atiende a la mascota, hasta que se tranquilice. Si salta o es muy nerviosa, una alternativa es ponerle la correa. Una vez se calme, pueden presentarlos, permitir que lo olfatee. Si está nervioso no lo obligue a que se acerque.

11. Adapte un espacio para la mascota

Elija un lugar donde pueda estar tranquila y ponga allí el plato de la comida, agua, una cobija y los juguetes favoritos. De esa forma tendrá un lugar tranquilo y seguro donde refugiarse cuando se sienta demasiado estimulada por el corre corre en el hogar o el llanto del bebé.,.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s