Operación bikini para las mascotas

Estándar

Y no porque el verano esté a la vuelta de la esquina, sino porque la obesidad está reñida con la salud de nuestras mascotas. He aquí una serie de consejos para mantener en plena forma todo el año a perros, gatos y… conejos

La obesidad es un tema que afecta a todos y del que no se escapan ni nuestras mascotas. Perros y gatos en mayor medida, aunque también pequeños roedores e, incluso algunos pájaros tienen serios problemas de sobre alimentación. En nuestras manos y contando con la ayuda del veterinario, podemos atajarla antes de que sea fatal para el animal.

A las cifras les remitimos ya que según datos recientes, el 25 % de perros y gatos son obesos. Se trata de un problema nutricional bastante más frecuente entre nuestras mascotas de lo que se cree. ¿Síntomas? Más allá de su aspecto estético, un ejemplar obeso se muestra más irritable que de costumbre, duerme mucho y se mueve menos… es la viva imagen de Garfield o el gato Isidoro, los simpáticos personajes de las tiras cómicas y de la serie de televisión. Al margen de la cuestión estética esta enfermedad debe ser tratada ya que el animal puede sufrir problemas cardíacos, respiratorios o reproductivos.

Desde el Centro Veterinario Mediterráneo: «El sobrepeso favorece la aparición de enfermedades como la diabetes, la insuficiencia cardíaca y respiratoria, la artrosis y disminuye la esperanza de vida del perro o del gato».

Galleta=hamburguesa

¿Cómo averiguar si está gordo? La prueba más sencilla es la conocida como «de las costillas»: pase las manos a los dos lados del tórax y si no logra palpar las costillas… ¡Es hora de hacer dieta! Una nutrición equilibrada y correcta es el factor clave para hacer frente al sobrepeso, y debe ser acompañada con un programa diario de ejercicio.

Hay que tener en cuenta como decimos, que más allá de la mera estética, el propietario de un perro o gato debe conocer detalles como que darle una galleta (tipo María) equivale a una hamburguesa en una persona. Deje de lado el mito de que «la comida casera es lo mejor para el perro». Opte más por alimentos preparados ya que en el mercado cada vez existen muchos más productos indicados para atajar la obesidad (Metabolic de Hills, Royal Canin, Dibaq, Fitmin, Canagan, Affinity, Dingonatura, Purina, Arion, son algunas de las marcas que tienen una línea de piensos light) ya que debe cambiar su dieta habitual por otra rica en fibra y pobre en grasas y desde el primer instante ¡No a las golosinas o premios! Nada de comer entre horas, equivalen a un aporte altísimo de calorías sin aportar ningún tipo de nutrientes. Como alternativa puede recurrir a darle trocitos de manzana, pera o sandía. Además debe evitar que como muy rápido para ello existe en el mercado unos comederos especiales (comederos anti voracidad, 26 Euros aprox.) para evitar este problema. Respecto a razas los beagle, basset hound, dashchund, labrador y corggie son los que tienden más a la obesidad si no se les controla.

Ejercicio con moderación

El ejercicio regular es el mejor sistema para que un animal pierda peso. Los paseos diarios son ideales tanto para el animal como para el propietario. No haga nada sin consultar antes con su veterinario ya que el ejercicio en exceso o demasiado extenuante puede ser un peligro a tu perro. Planee un programa regular de ejercicio, empieza con algo moderado e incrementa paulatinamente. Es importante darle tiempo a que se adapte y no forzarle para evitar lesiones musculares. Pueden empezar con un par de paseos diarios de 10 minutos que podrán ir ampliando en tiempo y frecuencia. Lo más de lo más lo pudimos ver en la pasada edición de «100×100 mascota» en el stand de «Chelsea Zona de Mascotas» como unos perros disfrutaban de un agradable paseo en una cinta para correr (se puede poner a distintas velocidades) como las de los gimnasios de los humanos.

Obesidad gatuna

La obesidad es la enfermedad nutricional más frecuente entre los felinos. Se calcula que un 25% de los gatos domésticos en España tienen sobrepeso. Desde Barkibu, se recomienda para saber si nuestro lindo gatito está más gordo de lo normal «fijarnos en si respira con dificultad aún cuando apenas realiza ejercicio físico ya que si es así significa que pesa demasiado y que realizar cualquier movimiento le cuesta más que antes».

Además, está la misma manera que con los perros palpando las costillas. Por último, otra forma en la que podría descubrir la posible obesidad de su gato es si tiene «vientre de péndulo» observando su abdomen para ver si en la zona inferior se le ha acumulado grasa.

Si su gato pesa más de 6 kilos posiblemente tenga sobrepeso y sea el momento de empezar a bajar esos kilitos de más. Como en los perros hay que cambiar inmediatamente la alimentación. Consulte con su veterinario y que el mismo le marque las pautas, es decir, cual es la alimentación más adecuada para su edad, el tipo de actividad que desarrolle y el peso.

La mayoría de las veces controlando la alimentación y dejando de darle extras, el animal recupera su peso normal. La obesidad reduce el tiempo y la calidad de vida del animal ya que puede influir entre otros en problemas en las articulaciones, respiratorios, cardíacos (por el trabajo extra que realiza el corazón) e incluso problemas de tipo hepático debido a la acumulación de grasa en el hígado. La prevención es el mejor remedio. Estos son los pasos a seguir para que gato mantenga un peso adecuado: reducir la cantidad de comida y que esta sea equilibrada, rica en fibras y baja en grasas), respetar las horas de las comidas sin agregar caprichos extra, no dejarle el cuenco con la comida para que se sirva a su gusto a cualquier momento y aumentar el ejercicio.

ruedagatos--478x400

Al igual que para los perros también existe en el mercado una rueda de ejercico diseñada para los gatos y que se puede adquirir por internet. Es para entendernos como una de hámster; pero adaptada al tamaño del animal. Según nos comentan tiene un tamaño que se puede tener en casa o en la terraza y resulta muy útil para aquellos ejemplares que viven en casa y que tienen escasas posibilidades de salir fuera para corre, perseguir presas o trepar árboles. Además de para hacer ejercicio está también indicada para disminuir la agresividad, el nerviosismo e incluso para animales inapetentes estimularles las ganas de comer.

Los conejos, también

Aunque parezca mentira el sobrepeso o la obesidad también es un problema para los conejos domésticos. Es el resultado de una vida sedentaria dentro de una jaula y de una alimentación alta en calorías y muy baja en fibra. Un ejemplar en buenas condiciones debe ser delgado y liso y al tocarlo notarle las costilla, pero no en demasía. Otra forma de averiguarlo es verlo -como decíamos hace una semana son animales muy limpios- falto de higiene ya que al tener falta de movilidad no puede asearse normalmente. Como en los casos anteriores una de las principales causas son las golosinas o lo que también se conoce como «los bocaditos fuera de su comida habitual». «Con esto no queremos decirle que deje de premiarle con algo rico; pero sustituirlos por un poquito de heno extra o legumbres secas» como recomiendan desdeMascota Hogar.

conejogordo--478x270

A la hora de la comida que no le falte el heno junto con su cuenco de comida granulada; pero en la que abunde más la verdura fresca. Los conejos son animales totalmente herbívoros adaptados a comer gran cantidad de alimento fibroso (hierba). Cuando la cantidad de fibra en la dieta disminuye, el sistema digestivo del conejo no funciona correctamente.

Desde Avepa señalan que «los conejos realizan cecotrofia. Consumen a diario un tipo de heces que les proporcionan sustancias imprescindibles para su organismo: la fibra es imprescindible para que produzcan cecotrofos adecuadamente».

El heno es el alimento que contiene más fibra por tanto su conejo debe tenerlo siempre en la jaula en cantidad abundante (un manojo aproximadamente igual a lo que el propio conejo abulta). Es fundamental para mantener las muelas sanas y proporcionarle la fibra necesaria para un correcto funcionamiento digestivo. Si su conejo no lo quiere, consulte con el veterinario cómo conseguir que lo coma… la salud de su pequeña mascota puede depender de ello.

Respecto al ejercicio hay que recordar que los conejos y los pequeños roedores no han sido creados para vivir entre las cuatro paredes de una jaula. Deben salir -con la supervisión y conttol de una persona y cuidando de escaleras, rincones, ventanas, balcones o de la presencia de otros animales en casa- y corretear un poco… verá como queman calorías. Por último y al igual que los humanos la perdida de peso debe ser progresiva y nuestras mascotas tardan unos tres meses en recuperar su figura.

perro-gordo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s